Desde niño me han apasionado los animales salvajes. Recuerdo con nostalgia la primera emisión de la serie televisiva "El Hombre y la Tierra", en especial aquellos capítulos referidos a los lobos: como convivían en manada, como interactuaban entre ellos, sus costumbres, el cuidado de los cachorros, la preparación para el momento de la caza y como actuaban para la supervivencia de la especie. 

El perro me ha llamado de siempre la atención por su especial vínculo con el ser humano a lo largo de la historia y por su versatilidad para realizar diferentes y complicadas funciones (caza, búsqueda, guía de rebaños, transporte de objetos, perros de asistencia, etc). 

Partiendo de la base de que el perro es un lobo, enfoco mi trabajo de adiestramiento de manera natural, como la madre naturaleza lo haría, combinando obligaciones con momentos lúdicos.

Tras formarme como adiestrador/educador canino entiendo de mejor manera al
perro: instintos, psicología canina, maneras de premiarlos, educación de los cachorros, características de las diferentes razas, veterinaria, cuidados, problemas conductuales, miedos, fobias, etc. 

En algunas ocasiones se nos escapan detalles de entendimiento que hacen que nuestro perro no nos vea como quisiéramos y surjan conflictos en la relación persona-perro. Mis objetivos son dos:
- conseguir perros felices y equilibrados
- ayudar a que las personas puedan disfrutar plenamente de sus mascotas, enseñando a los dueños a entender, a comunicarse correctamente con su perro y a tener una relación perfecta con el

Desde aquí, quiero hacer una mención muy especial a Félix Rodríguez de la Fuente (Poza de la Sal, Burgos, 14 de marzo de 1928 – Shaktoolik, Alaska, Estados Unidos, 14 de marzo de 1980), ya que gracias a este naturalista empecé a conocer el fascinante mundo animal y comencé a sentirme un gran amante de los animales, inculcándome su respeto, su cuidado y su protección.

Por último, también quisiera dar la gracias a mi actual perro Yako (un precioso Beagle), el cuál me está aportando una paz y una calma necesarias en esta etapa de mi vida. Desde su llegada se me está abriendo un nuevo mundo, bonito, enriquecedor, mucho más feliz y nada que ver a lo conocido por mí hasta ahora.

Publicado: 5 de Febrero de 2016 a las 12:11